21 claves para sobrevivir a la crisis económica

Compartir este artículo

La economía global está pasando por difíciles momentos. Por eso te traemos 21 claves para sobrevivir a la crisis económica.

Si quedaba alguna duda el año 2022 está demostrando que una crisis financiera puede presentarse repentinamente con consecuencias devastadoras para las personas que no saben reaccionar.

A veces es un banco que quiebra y produce un efecto alud en la economía otras veces es una errada política económica en un país importante incluso descubrimos que también puede ser un agente patógeno con la capacidad de poner al mundo patas arriba.

Una crisis económica también puede ser particular por la pérdida del empleo o por la reducción de un ingreso habitual. Cualquiera que sea el origen de la emergencia una de tus responsabilidades principales es estar preparado para afrontarla y vencerla.

 

21 claves para sobrevivir a la crisis económica y no morir en  el intento

Incluimos la manera de organizarse y de trabajar para dar los primeros pasos, así como las opciones más a mano para aumentar los ingresos y conseguir ahorros efectivos.

También verás las formas más inteligentes de invertir en épocas de crisis con el propósito de derrotar la depresión económica sin comprometer el futuro.

1. Prepara un diagnóstico de tu situación económica

Ninguna cura médica comienza sin un buen diagnóstico del paciente. En las finanzas personales ocurre lo mismo, hay que hacer una detallada radiografía de la estructura de ingresos y gastos para saber dónde están los puntos débiles. Solo este análisis permite contar con la información precisa para hacer un plan racional de ahorros y aumento de ingresos. Prescindir de este diagnóstico es como volar sin brújula.

Este trabajo exige cierta dedicación ya que hay que ir anotando los ingresos y los gastos semanales mensuales y trimestrales.

Un trimestre es un buen horizonte de tiempo para tener una visión razonable de la estructura de gastos, pero no debe olvidarse que algunos gastos son anuales, como los regalos de navidad.

El diagnóstico es un requisito innegociable para el próximo paso que es formular un presupuesto de crisis y un plan de ahorros que permita sobrevivir a la contingencia económica.

 

2. Aprende a vivir con un presupuesto de crisis y ahorra

Terminado el diagnóstico cada persona se encontrará con su situación particular los que se gastan casi todo su dinero en ropa zapatos y accesorios saben dónde hincar al diente.

Los que comen en la calle 21 veces a la semana o algo así, tienen un enorme potencial de ahorros aprendiendo a cocinar.

Las personas que viven con una botellita de agua fría cerca de la mano, en vez de comprar el líquido en la calle, pueden envasarlo en casa y enfriarlo en el refrigerador; con esta medida también ayudarán al medio ambiente reutilizando envases plásticos.

Algunas reuniones con los amigos pueden cambiar de sede. En vez de hacerlas en el bar el restaurante o el centro comercial podrían realizarse en las residencias.

Los planes de televisión paga, telefonía móvil e internet, también ofrecen potenciales de ahorro. Cuántos canales de televisión tienes contratados y cuántos en realidad ves ¿Hay un plan más barato que te convenga?

Establece un presupuesto de crisis y ajuste al mismo

 

3. Prepara un inventario de todo lo que tienes

¿Tienes cosas regadas por todos los closets y gavetas de la casa? ¿tienes sepultado un pantalón, unos zapatos, un accesorio que ni siquiera recordabas que existía?

Una vez que tengas el diagnóstico el presupuesto de crisis y el plan de ahorros la siguiente actividad debe ser inventariar todo lo que posees.

Clasifica tus posesiones en dos categorías: las que indudablemente deseas conservar y las que puedes darle otro destino, porque probablemente no utilizarás. Las segundas son las que te ofrecen un potencial de ingresos vendiéndolas por internet o en el jardín de tu casa.

 

4. Gana dinero extra

Casi todas las personas tienen algún conocimiento o habilidad que pueden explotar aparte de su trabajo habitual. Algunas pueden escribir artículos generales o sobre un tema en particular, otras tienen una habilidad musical que se puede emplear en fiestas y reuniones, y otras preparan un postre riquísimo que se vendería muy bien.

La lista de actividades complementarias que es posible realizar actualmente con la ayuda de internet y las redes sociales incluye diseño de páginas web, soporte técnico, asistencia legal, enseñanza y práctica de idiomas, cuidado de niños y mascotas, traducciones, y cientos de posibilidades más.

La venta de cosas que ya no se usan, como ropa, calzado, accesorios y artículos deportivos, puede proporcionar algo de dinero que ayude en una situación de emergencia.

Estas actividades tienen un beneficio adicional muy importante, es posible descubrir un talento dormido que incluso pase a ser la principal fuente de ingresos.

 

5. Maximiza tu liquidez

Hay inversionistas que recomiendan no empezar a invertir en acciones y otros activos hasta tener un fondo de seguridad en cuentas líquidas como en una cuenta de ahorros. Esta precaución debe extremarse en épocas de crisis.

¿De qué tamaño debe ser ese fondo? depende de la aversión al riesgo de cada persona. La prudencia indica que debe ser por lo menos de 3 meses de gastos.

 

6. Cuida tu ingreso principal sin dejar de buscar opciones

Las crisis financieras deseequilibran el mercado laboral y ponen en peligro los puestos de trabajo. Si tu emergencia económica no ha sido provocada por la pérdida del empleo, este es el peor momento para quedarse sin trabajo. No es la ocasión para pedirle al jefe un aumento de sueldo amenazando con abandonar el barco. Hay que cuidar el ingreso corriente sin dejar de buscar opciones para aumentar las entradas de dinero.

Ya llegará el momento de renunciar a un cargo cuya remuneración no te satisface.

 

7. Diversifica tu cartera

Si una cartera de inversiones diversificada es importante en cualquier momento en épocas de crisis, cobra mayor importancia una vez construido o consolidado el fondo de seguridad en activos líquidos. El resto de los recursos debe ir a un mix de inversiones que minimiza el riesgo.

Entre las principales opciones se encuentran acciones, bonos, metales preciosos, bienes inmuebles y fondos indexados.

Cada una de estas inversiones tiene su propia relación de rentabilidad riesgo y las apuestas más seguras ayudan a compensar las pérdidas que pueda haber con los más volátiles.

 

8. Ten mucho cuidado con el uso de tus tarjetas de crédito

Algunas personas recomiendan vivir del crédito durante la crisis. Sin embargo, esto puede conducir a una situación crónica que no permite liberarse nunca de las garras del endeudamiento.

Es mejor pagar los saldos comenzando por las tarjetas que cobran mayores intereses y apretarse el cinturón dejando de usar el plástico durante la emergencia. El dinero liberado puede ir al fondo de reserva.

Otra opción que puede estar disponible es la transferencia de saldos a las tarjetas con mejores condiciones de pago.

 

9. Revisa tu estilo de vida

Un estilo de vida extravagante e insostenible es como añadir gasolina al fuego de una crisis económica.

Cuando las cosas se tuercen repentinamente, las personas que no reaccionan haciendo ajustes a su estilo de vida se condenan a sí mismas al fracaso.

Las vacaciones, los restaurantes caros, las salidas para divertirse, la ropa, los artículos de marca y la asistencia a eventos costosos son algunas de las cosas que más pueden contribuir a la bancarrota en medio de una emergencia transitoria.

Que unos padres tengan que mover a un chico de un costoso colegio privado a uno público puede ser algo traumático, pero más trágico para el niño y para los adultos sería una quiebra por no tener el valor de introducir los correctivos necesarios.

 

10. Guarda parte de tus recursos en oro o plata

Los metales preciosos son un clásico en la diversificación de carteras de inversión. Son fácilmente convertibles en dinero a unos precios que no admiten muchas discusiones, aportando liquidez y estabilidad al inversionista.

Para hacerlo no tienes que comprar el metal precioso físicamente, ya que existen los fondos de inversión cotizados, conocidos como ETF por sus siglas en inglés (Exchange Traded Font)

Muchos de estos fondos están atados a la evolución del precio de los metales preciosos. Otra manera de invertir en oro sin tener que atesorarlo es comprando acciones en empresas mineras.

El oro suele ser un valor refugio en épocas de inestabilidad e incertidumbre. Por más de 4 mil años ha demostrado que es el mejor activo para preservar el valor a largo plazo.

5 pasos para mejorar el manejo del dinero

 

11. Pierde el miedo a las criptomonedas

El propio nombre críptico de esta forma de dinero digital inhibe a gran cantidad de personas a considerarlas en sus carteras de inversión.

El hecho de no tener una expresión física en una moneda o un billete de circulación legal igualmente cohíbe a mucha gente, pero el futuro del dinero es electrónico y es mejor empezar a habituarse de una vez.

Trabajando con agentes y casas de cambio de buena reputación la inversión en criptomonedas puede ofrecer alta liquidez y buena rentabilidad. Hay que evitar las exchanges que ofrecen condiciones demasiado favorables.

Prestigiosos bancos como el de Deutsche bank creen que no está muy lejos el día en que el bitcoin se convierta en el estándar monetario en el mundo.

La persona más rica del mundo, el talentoso tecnólogo Elon Musk, ha venido en auxilio de los que tienen reservas con las criptomonedas, al decir la criptografía es una forma mucho mejor de transferir valor que un trozo de papel.

 

12. Redimensiona tu negocio

Todo el que monta un negocio desea operar a máxima capacidad para obtener la mayor cantidad posible de ingresos, pero las crisis económicas reducen la demanda de bienes y servicios y si el que tú produces es uno de los afectados debes enfrentar la necesidad de un redimensionamiento o un cierre temporal.

Para redimensionar tu negocio debes tener muy claro cuáles son tus costos fijos y variables. A menos que cierres definitivamente seguirás pagando el alquiler, pero en caso de bajar la producción necesitarás menos inventarios de materias primas e insumos.

Aun así la propia crisis en curso puede ser una oportunidad para reestructurar tu negocio de manera beneficiosa. Por ejemplo muchas empresas y pequeños negocios del sector textil con suficiente flexibilidad dejaron de hacer ropa para confeccionar mascarillas durante la pandemia.

 

13. Mejora la eficiencia de tu negocio o inicia uno nuevo

En medio de las penurias que ocasionan, las recesiones pueden ser beneficiosas para las empresas que encuentran soluciones creativas.

Quizás la emergencia en marcha sea la mejor ocasión para desprenderse de empleados que son un lastre para la compañía y reemplazarlos por trabajadores con una mejor actitud.

Es posible que una sustitución de materia prima o de proveedor pueda permitir una reducción en el costo de producción. Es probable que un cambio en la estrategia de marketing ayude a subir las ventas.

En épocas de crisis hay que revisar todas las áreas del negocio en busca de mejoras de eficiencia.

La crisis misma puede ser el mejor momento para abrir una empresa que atiende a una demanda generada o aumentada por la propia depresión económica.

 

14. Aprende a hacer cosas que te ayuden a ahorrar

Lo más práctico en una situación económica normal es comprar o mandar a hacer muchas cosas que necesitamos, pero en medio de una crisis financiera general o particular la prioridad es cómo sobrevivir.

La rutina diaria está llena de actividades por las que pagamos, pero que con un poco de aprendizaje y esfuerzo pueden constituirse en fuentes de ahorro de dinero.

En youtube hay vídeos para aprender a hacer casi cualquier cosa, como cambiar el aceite y los filtros al coche, pegar botones, hacer dobladillos y cortar el cabello.

Aprender fontanería y electricidad básica puede ayudar a ahorrar dinero en el mantenimiento menor en el hogar e incluso puede transformarse en un trabajo ocasional aprovechando el mercado cautivo del edificio o el vecindario.

Todos estos ahorros e ingresos extras van sumando. Aprender una destreza nueva tiene una doble ventaja: permite ahorrar y es una potencial fuente de ingresos.

 

15. Haz el mantenimiento de rutina de tus cosas

Tenemos la tendencia natural a posponer el mantenimiento del coche, el sistema de aire acondicionado o calefacción, los electrodomésticos y cosas similares. Pero pasar drásticamente del mantenimiento preventivo al mantenimiento exclusivamente correctivo, puede ser muy costoso.

Si descuidas el mantenimiento del motor del coche podrías terminar con un problema mucho peor. Es posible que tengas que enfrentarte a una reconstrucción del motor sino a la compra de otro vehículo. Igual ocurre con los aparatos de aire acondicionado y demás equipos que necesitan un mantenimiento rutinario.

Haciendo un uso más amplio del término mantenimiento, tu propio cuerpo también lo necesita. Si te cuidas evitarás costosas reparaciones y facturas totalmente inoportunas en un momento de crisis.

Es mucho más barato rellenar una muela que recurrir a un tratamiento de conductos, es mejor atacar las termitas y sustituir un trozo de madera infestado que tener que reponer el mueble completo.

 

16. Empieza a cultivar

Aprender a cultivar de manera orgánica algunos de los alimentos que consumes, tiene un triple beneficio: ahorras un poco de dinero, desarrollas un relajante hábito, y contribuyes con un mejor medio ambiente.

Si dispones de un trozo de tierra en el jardín o en el patio estarás en perfectas condiciones para comenzar esta actividad, pero incluso si sólo tienes una pequeña terraza o un balcón puedes recurrir a la siembra en macetas utilizando estructuras de bajo costo para aprovechar la altura.

Hay pocas cosas más gratificantes que cortar un pimiento o una berenjena de nuestra propia planta, unas enchiladas hechas con los chiles de tu cosecha saben a gloria, no olvides que en épocas de crisis la salud espiritual cobra mayor importancia y un hobby puede ser de gran ayuda.

 

17. Aprende a cocinar

Las personas que comen en la calle gastan 3 veces más dinero en alimentos y bebidas que las que lo hacen en casa.

No vamos a pretender que vivas con el delantal puesto y el cuchillo en la mano, pero preparar varias comidas a la semana puede darle un impulso importante a tu saldo bancario.

¿Cuántos cafés te tomas al día? si preparas el primero de la mañana y el último de la tarde en casa echarás algunos dólares a la alcancía.

No saber cocinar ya no es una excusa; no hay ninguna comida en este mundo que no tenga cientos de recetas en webs de texto y en youtube.

Aprender a cocinar no te servirá para ahorrar dinero solo durante la crisis que estás intentando superar, pues es un aprendizaje para toda la vida que puede ayudarte a socializar con personas de tu interés, invitándolas a comer.

 

18. No te aísles

Las crisis generan una inclinación a la reclusión en muchos individuos. Algunos lo razonan como una manera de ahorrar, porque las reuniones casi invariablemente redundan en gastos. Sin embargo este aislamiento es un error. Interactuando con otras personas podemos saber cómo están haciendo ellas para manejar su propia situación de apuros. En estas conversaciones podemos conocer experiencias que fortalezcan nuestros planes para enfrentar el bajón económico.

Las reuniones no tienen que ser costosas, incluso pueden ser una buena excusa para preparar una comida en grupo y disfrutar el rato.

 

19. Sé paciente y mantente positivo y flexible

La manera cómo reaccionamos ante una crisis financiera tiene un importante impacto en la forma de enfrentarla y sobrellevarla.

Lo peor que puedes hacer frente a una emergencia económica es paralizarte en la inacción, dejando que la situación te arrolle, pero la impaciencia puede ser también muy dañina.

Hay que mantener una actitud positiva e introducir cambios si una cosa no está funcionando. Los planes nunca marchan exactamente como los concebimos y debemos ser flexibles para reajustarlos y reconducirlos.

 

20. No te condenes en el futuro intentando sobrevivir en el presente

No tiene mucho sentido superar una crisis en curso comprometiendo por completo el futuro. Siempre hay opciones para vencer la emergencia sin convertir los años por venir en un infierno.

El uso de todo el crédito de las tarjetas para sobrevivir pagando los saldos mínimos es una tentación que siempre está presente, pero esta puede ser una manera de entramparse internamente en el pago de tarjetas de crédito.

Las crisis ponen a algunas personas deprimidas mientras que otras se vuelven temerarias.

Alguna gente incurre en el trágico error de invertir buena parte de su patrimonio en negocios supuestamente seguros que prometen una alta rentabilidad. En realidad, lo que hacen es arriesgar su futuro en inversiones imprudentes. Si alguna ley se cumple en economía es que a mayor rendimiento mayor riesgo. No existen inversiones legales de bajo riesgo y alta rentabilidad

 

21. Nunca olvides que las recesiones pueden presentarse en cualquier momento

Todo el mundo comenzó el año 2020 con optimismo y ganas de desarrollar o consolidar proyectos de mejora económica y de repente se presentó una crisis que no fue detonada por un mega banco en quiebra sino por un bichito.

Las líneas aéreas, los barcos, los autobuses y los taxistas perdieron sus pasajeros; los hoteles perdieron sus huéspedes, los restaurantes perdieron sus comensales y las páginas web ligadas al turismo perdieron sus anunciantes.

Toda una cadena de cierres, quiebras y puestos de trabajo perdidos provocada por un organismo microscópico, y no por políticas cerradas en el manejo de la economía.

La marea cambia, la primera guerra mundial y la gripe española llegaron después de la bella época, y tras aquellas vinieron los felices años 20. Hay que prepararse para sobrevivir a las crisis y vivir los buenos momentos, pero hay que ser conscientes de que los malos momentos son inevitables.

Una crisis económica personal o global puede presentarse en cualquier momento y de nuestra capacidad de reacción depende que podamos salir de ella bien librados.

 

Esperamos que este artículo con las 21 claves para sobrevivir a la crisis económica te haya ayudado a prepararte mejor para la crisis financiera actual y para las que vendrán en el futuro.

Si buscas más información de cómo empezar a emprender te apasionan los negocios y las estrategias digitales sientes que esto es para ti pero no sabes qué es lo primero que debes hacer, te invitamos a suscribirte a nuestro newsletter o a activar las notificaciones push en tu celular, cada vez que subamos contenido.

Si tienes algo que agregar por favor compártelo con nosotros en la sección de comentarios y envia el enlace del artículo a tus familiares o amigos para que también sepan cuáles son las 21 claves para sobrevivir a la crisis económica.

 

Si deseas ver este artículo de 21 claves para sobrevivir a la crisis económica en video, dale play a continuación:


Compartir este artículo

Deja un comentario